30 de julio: Día Mundial contra la Trata de Personas

En el año 2013 la Asamblea General de la ONU decretó el 30 de julio como Día Mundial contra la Trata de Personas, con la clara intención de concienciar a los ciudadanos y sobre todo a los gobiernos, acerca de la grave problemática que ha acarreado la expansión de este delito a nivel mundial.

La trata de personas es definida por la Ley N° 26.364 y su modificatoria (Ley N° 26.842) como «el ofrecimiento, la captación, el traslado, la recepción y/o acogida de personas con fines de explotación, ya sea dentro del territorio nacional, como desde o hacia otros países.» Esto significa que son autores del delito tanto quienes usufructúan la explotación como quienes hayan participado en las etapas previas.

En Argentina, las principales modalidades de este delito son la trata de personas con fines de explotación sexual y la trata de personas con fines de explotación laboral.

De acuerdo con datos de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), la información recolectada en 142 países muestra que más del 70 % de las víctimas de trata de personas son mujeres y niñas, y una de cada tres víctimas es menor de edad.

Por ello es necesario visibilizar que la trata de personas con fines de explotación sexual es una de las formas más extremas de violencia de género, y contemplar que las damnificadas deben ser incluidas en las iniciativas estatales destinadas a contener ese tipo de violencias, resultando fundamental que se ofrezcan alternativas reales a las víctimas de trata de personas y a las personas en situación de prostitución, y se sostengan y profundicen las medidas sanitarias, económicas, educativas, laborales y habitacionales destinadas a socorrerles,  para que puedan aspirar a una vida digna.

En este sentido, la provincia de Entre Ríos, fue pionera en el combate al delito de la Trata de Personas en sus diversas modalidades desde el cierre de prostíbulos, medidas concretas en el acompañamiento y asistencia, que buscan la restitución de derechos a víctimas que les fueron arrebatados atentando contra su dignidad como seres humanos, y la erradicación del mismo.

La trata existe y todos podemos ser víctimas. Si conoces alguna situación, denunciá anónimamente al 145.