DIALOGAMOS CON LUCIANA MANSILLA, REINA DEL CARNAVAL DE HASENKAMP EDICIÓN 2020

Por Jesús María Ludi

Luciana lleva la pasión de bailar en los carnavales desde muy pequeña, con los años fue ganando experiencia, hasta llegar a conquistar uno de los corsodromos mas importantes del Departamento Parana, la Localidad de Hasenkamp. Donde llego a convertirse en reina de la edición 2020. Viviendo y compartiendo con su publico, uno de los momento mas felices de su vida.

Ella estudio psicología en la ciudad de Santa Fe, y actualmente está viviendo en la localidad de Hasenkamp por toda la situación actual. Además, como pasatiempo con su hermana comenzó un emprendimiento desde hace unos meses, y eso es lo que ocupa la mayor parte de su tiempo, así se mantuvo ocupada para no extrañar los carnavales. Con respecto a eso, ella baila desde los 3 años, en la comparsa Malibu.

En dialogo con nosotros, nos dijo:

  •  Luciana ¿Cómo fueron tus primeros pasos en la danza?
  •  Comencé bailando en los carnavales desde que era muy chiquita, primero obviamente, en los corsos barriales, y después a los 2 o 3 años, ya arranque a bailar en Malibú. Es algo que se acostumbra mucho en Hasenkamp, porque apenas empezás a caminar y te ponen a bailar en alguna de las dos comparsas. Y sobre todo con mi familia, que mi abuelo fue presidente y mi mamá también fue reina, es algo que se hereda.

  •  ¿En aquellos años que ritmos bailabas?
  •  Desde chica dice algunas otras cosas, como danza española o patín, pero totalmente alejada del carnaval. Sin embargo, si tenían relación, porque siempre hacíamos un show para fin de año, y también, siempre me gustó la presentación, el brillo, las lentejuelas; me gustó mucho ese lado.

  •  Contanos ¿Cómo fue que terminaste siendo consagrada reina del carnaval de Hasenkamp 2020?

  • La reina del carnaval, se elige en cada división mediante una votación, entre quienes forman la comisión de cada una de las comparsas. Generalmente se piensa en algunas chicas, y hay diferentes personas de la comisión que votan, y la que tiene más votos es la que gana, y es la que va ser reina de esa edición. Creo que se tiene en cuenta diversos factores, como pueden ser, los años que bailabas, la actitud, la pasión que le pones, lo que transmitís, son muchas cosas. Y la verdad que es una sensación muy linda que te tengan en cuenta por ese lugar, ya que estás bailando desde hace daño, y es algo que todas las personas que bailamos alguna vez aspiramos, y que te tengan en cuenta para ese puesto, es un honor. Además es un compromiso, porque después tenés que representar la comparsa en cada lugar que vayas, por eso es una experiencia linda. Creo que fue uno de los mejores años y una de las mejores cosas que me paso y fue hermoso.

  •  ¿De qué manera se trabaja para armar un carnaval? ¿Cómo es tu caso específicamente?
  •  A pesar de que estamos muy alejado del ambiente de carnaval, es algo para lo que se va a trabajar todo el año. Incluso en este año atípico, hay gente de la comisión que está trabajando para poner en condiciones los galpones, y haciendo inversiones de ese estilo. Pero si, para el carnaval se trabaja todo el año, desde que se termina la edición anterior y se empieza a pensar en el nuevo. Se tiene que pensar una idea que ya englobar la comparsa. Se busca un diseñador, hay un trabajo para diseñar cada uno de los trajes, y que cada uno tenga representación de la idea global. También se diseña las carrozas. Por otro lado, aparte de diseñar y pensar, es algo que se tiene que llevar a cabo, lleva mucho tiempo e implica mucha gente, aunque a veces no se ve, es algo que lleva mucha gente atrás. Asimismo, es algo que no tiene fines de lucro hacia la comparsa, si bien lleva mucha cantidad de plata y mucha inversión, es algo que se hace por el mismo amor a la comparsa, y la mayoría de la gente que trabaja, lo hace para después verla en la calle en el verano.

  •  ¿Qué es el emprendimiento llevas acabó llamado joyas Tulum?
  •  Con mi hermana empezamos un emprendimiento en plena cuarentena, más o menos comenzamos a pensar en agosto, y después, hasta que se lleva a cabo en octubre. Arrancamos a vender a través de las redes accesorios y joyas. Le pusimos el nombre de Joyas Tulum, porque nuestra idea era transmitir el ambiente de la playa, del verano, así que elegimos ese nombre. Y por suerte nos va bien, recibimos lindos comentarios de la gente, nos apoyan, incluso muchos de la zona, como María Grande y Cerrito, también nos compran. También en Hasenkamp podemos participar de una feria de emprendedores, que se hizo, donde invitan a todo el pueblo, también para que otra gente te conozca, porque nuestra única herramienta de ventas son las redes sociales. Además,  me encantaría participar en ferias, que se dan en otros pueblos, tenemos la idea de ir algún alguna feria en María Grande, en Cerrito, así que por eso que nos va a bien y lo disfrutamos.

  •  ¿Cómo influye en tu caso el estudio de la psicología sobre la danza?
  •  La decisión de la psicología con la danza, no tiene mucho que ver. Pero lo puedo relacionar desde el lado, de que siempre sostuve que hay que desligar la idea de cumplir ciertos requisitos, corporales y estéticos, para bailar en los carnavales. Creo que fue un proceso interno que atravesé durante todos los años que baile, ya que en algún momento, siempre ponía  en duda mi participación, por cómo me sentía sobre mi cuerpo, que iban a prestar los demás, renunciando a lo que me hace feliz, como bailar, por la opinión ajena. En un momento entendí que había que poner el foco en otras cosas, y creo que es algo que puede estar atravesando muchas personas. Por eso me gustaría transmitir, que cada uno tiene que hacer lo que le hace feliz, independientemente de la mirada del otro, que a veces critica, porque le gustaría estar en el lugar que estás vos, pero no se anima. También quiero invitar a todas las personas que alguna vez quisieron bailar y dudaron, por lo que dicen los demás, o por cómo iban a ser vistos, a que se animen, que se saque las ganas, que los van a disfrutar un montón, y que es algo muy lindo formar parte de los carnavales.

  •  El día de mañana ¿A dónde te gustaría llegar como bailarina?
  •  Creo que ya llegué a mí tope como bailarina de carnaval. En estos años va a ser mi despedida, porque  ya son casi 20 años bailando o más, y a pesar de que amé bailar los carnavales con todo mi corazón, y no hay nada que disfrute. Creo que los ciclos se cumplen, y  me gustaría en algún momento, poder aportar a la comparsa y los carnavales, pero desde otro lugar, también para dejarle el lugar otras personas. En la próxima edición, estaré haciendo la apertura de la comparsa Malibú, qué es lo que me corresponde, y después se verá cuando va ser mi despedida.