ROBERTO ROMANI, NOS CUENTA LOS SECRETOS DEL MATE

Por Jesús María Ludi

En una entrevista muy especial con, Robeto Romani, nos habla de una de las mayores adquisiciones tradicionalista del litoral, el mate. Haciendo un recorrido por parte de su historia, y como ha ido evolucionando a través del tiempo en manos de quienes tienen el gusto de consumirlo, invitando a todos a compartir un agradable momento.

Roberto, al respecto nos decía:

Asesor Cultural

Roberto ¿Cuál es la historia del origen del mate?

– Es apasionante la historia del mate, pensar que nuestros hermanos Aborígenes, los Guaraníes, ya sabían lo que significaba el Ka’á, el nombre en Guaraní, El Paraguariensis, el nombre científico. Esa posibilidad del encuentro con la esencia de la tierra, ese compartir del Ka’á, que definió tiempo y rumbo para los Guaraníes, y otros etnias Aborígenes que supieron de las virtudes del mate de aquellos tiempos, mucho antes que llegaran los Jesuitas, y que lo enseñarán a sembrar, a cosechar, y organizadamente en las comunidades, darles la proyección de este producto.

¿Tiene algún simbolismo para nosotros?

– Para nosotros es mucho más allá de una infusión, mucho más importante. El simbolismo que tiene es contundente, es una prenda de amistad, es una posibilidad de encuentro, una de bienvenida. Yo viví en el campo hasta los 16 años, en pleno campo entrerriano en Pehuajó Sur, departamento Gualeguaychú. Y tanto mi madre, mis abuelos, mis tíos, veían alguien a la distancia que estaba llegando a la casa nuestra y decían, vayan a preparar un mate, era simbolismo de bienvenida para que vos te sientas bien en una casa, te daban un mate, y lo ha seguido siendo.

¿Existe un secreto para preparar un rico mate?

– No sé si hay muchos secretos, pero hay que tener un poco de paciencia, con los años uno puede cebar un rico mate, habló sobre la amargo, porque los demás ya se sabe, se puede tomar el tereré, qué es con agua fría, también puede tomarse el dulce o mate de leche. Pero el amargo, el cimarrón nuestro, el secreto es que no se nos vaya a hervir el agua, que quede bien calentita pero no hervida, que lo empecemos con el agua tibia, que lo podamos tomar entre nuestras manos e ir sintiendo como, paulatinamente, va tomando calor esa calabacita. Después, ante el primer mate que tendemos, estamos queriendo decirle al amigo, que le queremos dar algo muy importante de nuestro corazón.

¿Se consume solamente en el litoral o en otras provincias también?

– Si bien tiene mucha fuerza de nuestra región guaranistica, hablando de Entre Ríos, Corrientes, Misiones, La Banda Oriental, El Paraguay, Formosa, Chaco; se consume en todo el país. Es admirable, lo he podido comprobar al recorrer varias veces las Provincias Argentinas. A lo mejor no toman tanto mate como nosotros, pero en todos lados lo hacen, y le dan el verdadero sentido que tiene al compartir la esencia de nuestra tierra.

¿Para el gaucho qué significado tiene?

– Para el gaucho fue sustancial. Veo incluso algunas pinturas de los primeros pintores que llegaron e iban retratando al gaucho, y generalmente, están con el mate y con su calderita, donde calentaba en el agua en cualquier lugar, donde le tomaba la noche, en esas largas distancias. Yo acompañando a mi padre en los arreos, a veces importantes, en la zona del Departamento Gualeguaychú y Gualeguay e Islas. Muchas veces cuando llegaba la noche, teníamos la oportunidad, él armaba un fueguito, y ahí siempre había una caldera para tomar unos mates, podía faltar algún alimento, pero no la hierba, la caldera y la bombilla.
Creo que el paisano entrerriano, el hombre de nuestra tierra, y aquel que se incorporó y vino de lejos, también lo consume. Y lo que significó para el gaucho sigue significando para nosotros, esa esencia y sabor compartido con el hermano.

¿Hay algún horario específico para consumirlo?

– Lo tomó a toda hora, es lindo despertarse y tomarse unos amargos antes de almorzar, en los viajes, con los amigos, antes de una fiesta, importante compartir cuando estamos con un ser querido, estando a la espera de algún acontecimiento que nos da tensión, cuando vuelven los hijos a la casa o visitamos a nuestros padres. Los mates más lindos se toman al amanecer y la tardecita, cuando los vas saboreando y despidiendo la jornada, y más si te toca junto al río es un gran placer.

¿El mate es aceptado por todas las generaciones?

– Las distintas generaciones lo han incorporado, es admirable como lo hacen los chicos y jóvenes, en estos días le pedimos que no lo compartan. Pero antes que llegara la pandemia, era maravilloso, lo he visto en la Plaza Alvear, la Plaza de los Bomberos,  el Parque Urquiza. Cantidades de chicos en torno al mate, conversando, riendo, jugando y compartiendo cómo lo hacían nuestros abuelos y padres. Además, es una experiencia tan linda tomar mate con los hijos, charlando lo que ha pasado en el día, compartir una buena lectura, escuchar una linda canción o tomar la guitarra, ahí ya no hay horario. Las distintas generaciones se incorporaron en esa gran caravana que celebra el Antiguo Caigua de los hermanos.

Roberto ¿Cómo es su relación con el mate?

Mi relación con el mate, ha sido muy linda, ya desde la primera edad, lo recuerdo a mi abuela, mi madre, mi padre, siempre acercándonos. Siempre estaba en mi casa en la cocina, a leña encendida con un mate. Para mí ha sido una relación hermosa.

Biografía 

Nació en Larroque. Estudio en el campo y la ciudad. Es músico, poeta, historiador, actor y Licenciado en Ciencias de la Comunicación Social. Y ha publicado libros y compactos con vivencias de la tierra. Y celebra la vida en todos los rincones costeros de nuestra amada Entre Ríos.