UNA LEYENDA

Nota realizada a fines del año 2019

Conversamos con el escritor y periodista Adolfo Argentino Golz

Una leyenda viva nos cuenta su trayectoria con las letras y la comunicación social

El ciudadano ilustre que compasión y constancia deja sus lecciones en obras e investigaciones realizadas.

“Creo que nací con el bichito periodístico” dijo Adolfo Golz.

Alguna vez se deben haber preguntado que pasa por la mente de un artista, una persona cuya cualidad es manifestar en una obra una emoción profunda que convina el sentimiento del corazón y la lógica de la razón, en compañía de un arduo trabajo que en este caso puede llevar toda una vida.

Por eso conoceremos a un emprendedor del arte, el que por medio de la imaginación y la palabra escrita deja sus legados a la comunidad para que pueda nutrirse de sus saberes, el es Adolfo Argentino Golz.

Nació el 8 de febrero de 1930 en Nogoyá y falleció el 9 de julio de este año 2020, Provincia de Entre Ríos. Desde donde partió con sus padres a Viena (Austria) con apenas algunos años de edad en el que vivió parte de su infancia. Luego regresó a la Argentina y termino sus estudios primarios que había iniciado en el país europeo, continuando en la ciudad de Paraná en la escuela General Belgrano. Posteriormente siguió sus estudios en el Colegio Nacional.

Su anécdota con Adolfo Hitler:

“Nosotros como escolares nos hicieron formar en la Avenida principal de Viena, donde se hizo el desfile militar que él encabezaba. Entonces yo fui como un chico mas con la bandera zuatica, y él pasó al lado mío”.

Dado su interés por la comunicación social, Adolfo contaba con tan sólo 14 años cuando ingresó a trabajar en la redacción del diario El Noticioso de la capital entrerriana. Con esta actividad comenzó cuando descubrió que le llamaba la atención el periodismo en su época escolar al participar de un periódico que hacían en su colegio. Esto lo llevo a formar parte de un equipo de trabajo que era del diario de El Noticioso, realizando crónicas de futbol.

Argentino, con los años siguió transcendiendo sin conocer límites dado sus gustos por los medios, lo que lo llevo a cursar la carrera de literatura y ciencia de la educación, optando por comunicación social. Donde además fue director de una publicación de la facultad. Paso a paso fue haciendo un camino en el que lo fueron conociendo por su labor. Fue así que en el 1946 lo citaron del diario de Paraná para que se haga cargo de la sección deportes.

Obras editadas:

  • “El hombre incompleto” (1954)
  • “Las manos del montonero” – recitado (1965)
  • “Crónicas de Entre Ríos” (1967)
  • “Daniel Fleitas, el poeta del sol” – ensayo (1993)
  • “Cuentos de Entre Ríos” (2011)
  • “100 cuentos surtidos” (2015)

Por otro lado, estuvo a cargo de la Sade filial Entre Ríos como secretaria general fundador de la misma y formando parte del Consejo Federal, donde posteriormente tuvo al mando de la vicepresidencia de la Asociación. Asimismo ocupó la secretaría de cultura del Sindicato de Prensa de la Provincia y participo en el Comité Ejecutivo de la Fundación Mayorazgo.

Por ende, convocó a más de 60 títulos y presidió a la colección de “Autores del Hoy” y “Entre Ríos”, editada por la editorial Colmegna de Santa Fe.

En continuidad por la larga trayectoria, Golz también se desempeño como jefe de comunicaciones del INTA en la Provincia y fue becario de la OEA (Organismo de los Estados Americanos) en IICA (Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura) y en Tunialba (Costa Rica), y en CIESPAL (Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina)  en Quito (Ecuador).

Además, estuvo en una pasantía en la universidad de Puerto Rico y una misión técnica en Austria. De igual manera concurrió a un curso en el “Sr Matías College” de Alemania y realizo viajes como periodista por España, Holanda, Francia, Bélgica, Luxemburgo, Austria y Hungría. También es asesor cultural de la Clínica Modelo y de la fundación OSDE de Paraná.

Distinciones:

  • Premio “Santa Clara de Asís”
  • Faja de honor de la Sade
  • Premio Fray Mocho (2º mención)
  • Reconocimiento del Diario de Paraná
  • Primer Encuentro a excelencia de IADE (Instituto Argentino para el Desarrollo Económico)
  • Supremo honor de la popularidad de ADE (Asociación Dirigentes de Empresas) 

En declaraciones al diario Adolfo dijo:

Su infancia:

    “Hay tantos aspectos de mi infancia, la escuela primaria, los amigos, la política, las cosas de la vida en general. Nací en Nagoyá, ya a los 6 meses por un problema de salud, tenía la conveniencia de hacerme tratar en Viena (Austria), donde hay especialistas. Mis padres sin consultarme a los 6 años me llevaron de vuelta a ese país. Mi madre era Vienesa y mi padre Argentino, así que nos fuimos a Viena, como mi madre tenía un cargo allá en la opera, era modista de sombreros, nos quedamos a vivir. Después con el tiempo el conflicto Bélico se agravo, todos los ciudadanos argentinos, yo era ciudadano argentino, tuvimos la posibilidad de volver.

Cuando se produjo el conflicto en Austria nosotros volvimos en barco, 30 días de navegación, muchas veces de noche se apagaban todas las luces del barco por temor a los submarinos. Asi que llegamos en el año 1939, yo ni sabía ni una palabra de castellano, sólo alemán como se habla en Austria y Alemania. Después nos volvimos a Nagoyá, mi madre puso un taller de sombreros para damas, los hacía para los eventos bailables y para los casamientos en el que se usaban muchos. Hasta que el año 1941 o 1942 nos vinimos a vivir a Paraná, donde mi madre siguió trabajando con los sombreros. Yo terminé la primaria en la escuela General Belgrano y después entré en el Colegio Nacional, me recibí de bachiller. Después empecé a estudiar literatura y me especialice en comunicación social porque había una bacante en el INTA de Jefe de Comunicaciones, y estuve 40 años ocupando ese cargo, además de mi actividad cultural y periodística”.        

  • ¿Cómo surgieron sus primeros pasos en la escritura?
  • Creo que fue un poco de inspiración y un poco de transpiración tanto en la primaria como en la secundaria hacia las composiciones. La materia que mejor andaba era literatura, terminé haciendo periodismo y entré a la literatura a través de esa profesión, porque hay periodistas que entran a la inversa, van directamente a la literatura y después hacen periodismo.
  • ¿Qué tan importante es la imaginación para un escritor?
  • Fundamental, sin imaginación no hay escritura, sobre todo si se inventa un cuento. Todo cuento, como dice la palabra cuento, puede estar basado en hechos reales o imaginados.
  • ¿Cómo era el periodismo de antes para informar ante la escase de medios?
  • A pulmón, antes en Paraná había casi diez periodistas no más que eso, porque había tres medios: El Diario, La Mañana y La Axión. Y después periódicos y muchos corresponsales de Buenos Aires.
  •  ¿Qué requisitos debe tener un buen periodista?
  • Sobre todo tener en cuenta que mas importante que la libertad de prensa es la libertad de conciencia, eso para mí es fundamental.
  • ¿Se nace o se hace escritor con el tiempo?
  • Cada caso es particular es de la persona, yo me fui formando. Creo que nací con el bichito periodístico, pero no puedo asegurar si otro colega le va a pasar lo mismo, es muy personal.
  • En base a su trayectoria como periodista ¿Es bueno sembrar la duda de lo que otros nos dicen?
  • Es bueno dudar, es una de los caminos hacia la verdad. Dicen que la duda es la base de la ciencia. Si conoces la verdad, tu verdad o la verdad que han dicho conviene siempre investigar.
  • ¿Cree que la política usa a la mentira como medio de poder?
  • En la política se usa cualquier cosa. La mentira, la verdad, la duda, todo.
  • Si le tendría que aconsejar a un joven que se quiere convertir en un exitoso escritor ¿Qué le diría?
  • Que lea mucho, es fundamental y buenos libros, que empiece a discernir cuales son buenos libros de los malos o no tan buenos. Hoy se escribe muchísimo con la facilidad de las impresiones, antes para sacar un libro se necesitaba 4 o 5 meses, hoy un libro lo sacas casi en una semana.
  • ¿Cuál es la actitud que tiene que tener un escritor para llegar a sus lectores?
  • A veces suerte, a veces. Y tener una buena calidad en la escritura, eso complementa.   

POR JESÚS MARÍA LUDI